«

»

Feb 09

En 1959 la smartband Fitbit pesaría cerca de una tonelada y ocuparía una habitación entera

fitbit_1959

Hoy en día llevar un reloj en la muñeca parece una cosa nimia, ni siquiera un smarwatch o por ejemplo la smartband Fitbit nos parece que sea algo fuera de lo común y eso que calcula en tiempo real los pasos que damos o la calidad de nuestro sueño pero si quisiésemos tener una maquina similar (y solo similar) a la Fitbit allá por el año 1959 nos encontraríamos con un armatoste de unos 1000 Kg (2000 Kg con la fuente de alimentación) y un tamaño que abarcaría una sala de grandes dimensiones.

Para introducir los datos necesitaríamos de tarjetas perforadas y varias horas para recibir los resultados de nuestras consultas. No penséis que estamos locos, al parecer, en 1959 se uso un ordenador IBM 650 como equipo auxiliar para un entrenador de futbol y lo más increíble, es que parece que funcionó. Un equipo de investigadores del Ohio’s Case Institute of Technology diseño un programa para este ordenador que ayudaba al entrenador de un equipo de baloncesto en vista de los resultados, lo hicieron bien porque tras los análisis de la máquina, el equipo duplico sus victorias en la cancha.

Con casi 2000 unidades vendías, el IBM 650 fue uno de los equipos más populares en la década de 1950, siendo una máquina diseñada para propósitos generales, bien podía ayudar a un equipo de baloncesto. Se necesitaban un buen par de ojos para anotar los encestes de cada jugador, rebotes y pases., pero una vez que se cargaban los datos en el 650 a través de tarjetas perforadas, la máquina podría analizarlos a la friolera de 50.000 cálculos por minuto y describirnos un perfil de cada jugador.

Obviamente, no proporcionaba un análisis en tiempo real. Sin embargo, durante un juego, un entrenador humano podría consultar los hallazgos de la computadora para ayudarle a diseñar un mejor estrategia de juego o eso es lo que nos dicen en el vídeo.

Antes del entrenador de baloncesto electrónico, el equipo ganó apenas seis de 16 partidos. Pero con la ayuda de su entrenador computarizado, ganó 11 de los 14. Después de que se hiciese la película, el equipo ganaría el campeonato de la liga . ¿Coincidencia?

Como veis, el concepto de un dispositivo como la Fitbit (en cuanto a su función) no es nuevo, la tecnología actual permite llegar a grados inmensos de miniaturización frente a las máquinas del pasado pero el objetivo es común, almacenar una cantidad ingente de información para después realizar los cálculos pertinentes que nos permitirán obtener los datos deseados.

¿Os imagináis dentro de 10 años lo que nos encontraremos?

Fuente

Share

Deja un comentario